Opinión

La “reforma” de Feijóo

La opinión de Javier Arco

Cuando muchos creían que nuestro país estaba creciendo a un ritmo inexorable, que la crisis había terminado y que por el mismo motivo, se acabarían los recortes en los servicios públicos, el PP de Galicia encabezado por Feijóo, ha acometido de nuevo contra la sanidad pública.  

En pleno puente de la Constitución, quizás para que esto pasase completamente desapercibido, el Consello de la Xunta ha aprobado la reforma sanitaria de Alberto Núñez Feijóo. Básicamente, lo que esta “reforma” (que bien podría llamarse “contrarreforma”) supondrá entre otras cosas es: un recorte en áreas importantes de centros de salud rurales, centralizando su gestión en las grandes ciudades, “eliminar la atención especializada en numerosos servicios que ahora prestan los hospitales pequeños” (como Cardiología o Neurología), y mandar como consecuencia a más pacientes a centros privados concertados. Según la Asociación SOS Sanidade Publica, esta reforma perjudicará sobretodo a los centros rurales más despoblados, donde precisamente se encuentran las personas que más necesitan este tipo de servicios.

Pero esto no es todo, el punto que quería comentar especialmente es lo que se ha dado en llamar de forma eufemística la “compra pública innovadora”. Gracias a esto, las empresas podran utilizar medios públicos y financiación pública para la investigación de nuevas patentes, de las que luego por supuesto solo extraerá beneficio la industria farmacéutica (en caso de pérdidas, se repartirían las mismas, qué menos). Nada de poner la investigación al servicio de la gente, es mucho mejor intentar parecerse a EEUU donde la industria farmacéutica posee un poder tan grande que actúa como lobbie, influyendo en el poder político y decide en qué momento sacar al mercado un determinado medicamento a pesar de las personas a las que podría ayudar. La inversión en investigación es beneficiosa y totalmente deseable, (de hecho nuestro país necesita aumentarla notablemente para modernizar su sistema productivo), no obstante, en casos donde las medidas perjudiquen el interés público esto debería controlarse.

Muchos tildarán de locos a los que pensamos que, efectivamente el poder económico cada vez influye más en del poder político como una especie de araña que va tejiendo sus hilos en la oscuridad. Es muy importante que ante aquellos que proclaman como único principio inalienable la libertad invididual y la “voluntariedad” a la hora de contribuir al bien público, defendamos el Estado de bienestar que hemos venido construyendo en Europa desde la postguerra de la II G. Mundial. Tengan ustedes cuidado cuando oigan a esos señores pudientes hablar de “eficiencia”, “eficacia”, “Estado hipertrofiado”, “libertad absoluta”… Términos sobre los que muchos estaríamos de acuerdo y que sin embargo esconden un discurso de desmantelamiento de los pilares de nuestro Estado de Bienestar (sanidad, educación y pensiones) que solo beneficiaría a unos pocos. Porque la libertad no debería ser un valor excluyente, es decir, puede haber convivencia entre la libertad individual y el mantenimiento de un Estado de Bienestar, sin que el disfrute de la libertad de unos pocos tenga consecuencias desastrosas para la mayoría.

Anuncios

1 comment on “La “reforma” de Feijóo

  1. Natalio lahaba garcia

    Un comentario muy bueno y además muy cierto, es,lo que se nos puede venir encima, si no tenemos cuidado a la hora de elejir a nuetros politicos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: